Isla de La Graciosa. La mejor guía que te podrás encontrar



Por mucho que viajes nunca pisarás tierra igual, ni conocerás a semejantes habitantes, ni te relajarás de la manera en la que aquí lo vas a hacer. Eso sí, debo advertirte que es un lugar de contrastadas opiniones. Puedes acabar enamorado locamente del lugar o bien odiarlo y no querer volver a pisarla en la vida (ya sabeis,  hay gente "pa tó").  Sea como sea, es un sitio único en el mundo, ensalitrado a más no poder, con un acento muy personal y olor a mar del de verdad. Donde el tiempo se detiene y consigues detenerte tu con el. Respira, querido viajero, estas a punto de conocer el paraíso. Esta es la isla de la graciosa. Pura aún en su siglo XXI. No es lo que era hace 30 años, por supuesto, pero nosotros tampoco somos lo que éramos. Todo sigue el movimiento, pero ella, lo sigue lento... Con una población de 660 habitantes y unos 29 km cuadrados, forma parte del archipiélago Chinijo perteneciente a la provincia de Las Palmas junto con sus islotes vecinos, Montaña Clara, Roque del Este, Roque del Oeste y Alegranza. Situada al noroeste de Lanzarote, isla de la que depende administrativamente de Lanzarote y es separada por un caudal de mar conocido como "El Río". Con dos únicos pueblos, Caleta de Sebo (pueblo central y por el cual se desembarca) y Pedro Barba (secundario y vacacional). Sólo encontrarás asfalto en el puerto de Caleta de Sebo, la zona de la "explanada" como la llaman los locales. El resto de la isla es tierra y arena. Y coches hay muy muy poquitos, apenas unos 30, contando generosamente, más camión de la basura, ambulancia y policía. Si buscas hoteles, olvídalo, no hay. Sólo encontrarás algún que otro hostal, apartamentos y casas particulares para alquiler temporal.

A La Graciosa, se llega desde un pueblo pesquero situado al norte, llamado Orzola.




CÓMO LLEGAR DESDE LANZAROTE A ORZOLA

A esta maravillosa isla se llega por mar, desde el norte de Lanzarote. Desde el aeropueto debes coger transporte público hasta el puerto de Orzola (unos 41km); y puedes hacerlo de varias maneras:

  • En taxi. (50€ aprox) tardando unos 45 min.  Encuentra más información en esta web.

  • En bus. (más tedioso, pero más barato). Tienes que coger desde el aeropuesto la línea 22 que te deja en la capital de Lanzarote, Arrecife y de allí coger la línea 09 que te lleva directo a Orzola. Puedes comprobar horarios e información actualizada aquí.

  • Alquiler de coche. que puedes dejar estacionado gratuitamente* en Orzola. Aquí tienes infinidad de opciones. Dependerá de tu bolsillo y preferencias. Conduce con cuidado por estas maravillosas carreteras. La gente va rápido y los turistas hacen maniobras inconcientes a cada esquina.

Toma nota

Deberás estacionarlo en el parking con el nombre de la compañía de barcos que vayas a coger, de ese modo el estacionamiento te saldrá gratis. 

CÓMO LLEGAR DESDE ORZOLA A LA GRACIOSA

Fácil. Aquí sólo tienes una opción. Coger uno de los ferris que operan en el puerto y hacen el trayecto varias veces al día. Para ello hay dos empresas (totalmente idénticas, sólo cambian los horarios) Para no marearte mucho puedes tu mismo visitar las webs de cada una de las empresas y comparar.

  1. Lineas Romero: http://www.lineasromero.com/es/index.html

  2. Biosfera: http://www.biosferaexpress.com/

QUÉ HACER EN LA GRACIOSAEstás llegando a la isla, después de empaparte de olor a mar y disfrutar de esas vistas tan diferentes ... Pisas tierra firme de nuevo. Bienvenido al paraíso. Aquí puedes hacer un montón de cosas. Ir a la playa, dar la vuelta a la isla caminando o en bici y disfrutar de la calma de Pedro Barba son mis preferidas y de las que te voy a hablar a continuación.

PLAYAS QUE QUITAN EL HIPO




PLAYA DE LOS FRANCESES. Para mi gusto el rincón más pacífico y apetecible de la costa sur de la isla, sobretodo a partir de las 18:00 de la tarde, cuando ya la gente se despide de ella y va quedando despejada para disfrutarla como se merece.  Rodeada de un bello y árido paisaje, completamente aislada, de arena dorada y espectacular agua cristalina. De escasa anchura media, su extensión se divide en tres franjas de playa por bajos diques de piedra natural. En la primera cala, la que te encuentras nada más llegar a la playa (a donde llegan los escasos coches) puedes disfrutar a plenamar de un baño tipo piscina, te cubrirá rapidamente al entrar en el  y podrás, haciendo snorquel, ver algún que otro "sargo" o "vieja" (peces locales) danzando por la zona. A marea baja, o bien ya cuando caiga la tarde, mejor ir a la segunda cala, donde no dependes tanto de las mareas para darte el último baño del día. Disfruta del agua (algo fría, eso sí), date cuenta de dónde estás, luego túmbate boca arriba en la arena, clava los codos en ella y respira profundo. Sólo oirás el murmullo de las diminutas olas rompiendo ritmicamente en la orilla y el crujir de los pocos veleros anclados en frente tuya. Gabiotas danzando y silencio. Mucho silencio.



CÓMO LLEGAR

  • A pié. La mejor manera de llegar es caminando. Desde el pueblo tardarás unos 40 min a buen ritmo. El paisaje es precioso y puedes incluso pararte a darte un baño de camino por la playa del salado (justo cuando se acaba el pueblo y empieza el camping). En el camino, si tienes suerte, encontrarás pequeños tramos de charcos creados a plena mar. Refrescarse los pies caminando por ellos es una gozada. Y si estás de visita por el mes de Septiembre, disfruta de las "mareas del pino", las mareas más grandes del año y atraviesa la "lagunita" llena de agua, (la encontrarás al final de la playa del salado y tanto llena como vacía la reconocerás por su llana extensión). Bordeando el mar en todo momento, llegando a la lagunita, crúzala y sigue el sendero marcado por el paso de los coches. No hay pérdida.

  • En bici. Aunque esta opción no te lo recomiendo, ya que hay mucho trayecto de arena densa y si no eres buen deportista, pedalear en zona arenosa cuesta horrores y acabas cargando con la bici más de medio trayecto. Y si vas con un bebe ¡¡ni se te ocurra llevar el carro!! Pasa lo mismo que con la bici, incluso peor. La mejor opción es colgarte la mochila portabebes y llevarlo felizmente a cuestas si no sabe caminar y si sabe, lo mismo cuando se canse del paseo. Puedes reservar el alquiler de bicis aquí.

  • En taxi. Si quieres ir en coche, te recomiendo que reserves el taxi con Alejandro Toledo "el graciosero" ( Es el conductor que más me gusta a la hora de ir despacio y ser prudente. Algo imprescindible si vas con un bebé o niño pequeño). Teléfono: 679 744 951. Precio por trayecto 10€ (a consultar).

Toma nota

Si te gusta estar en la playa sólo, empieza tu jornada a las 17:00 y disfruta del atardecer en ella. Te quedarás sólo solito y podrás relajarte por completo. Llévate escarpines (o zapatillas para andar por las rocas) si eres de los que no le gusta sentir alguna que otra piedrecilla bajo los pies al entrar en el agua o si simplemente quieres andar por las rocas que separan las calas sin resbalarte y romperte los piños. Llévate comida, agua (lo que te plazca) Allí ¡¡por fortuna!!, no encontrarás kioscos ni chilinguitos ni nada de nada.


PLAYA DE MONTAÑA AMARILLA. O también conocida como playa de la cocina. Cala especial, allá donde las haya. La playa se sitúa a los pies de una montaña, Montaña Amarilla (172 metros). Si te animas a subirla, en un día claro (y mejor a la caída de la tarde) tendrás a tus pies una de las vistas más maravillosas de la isla, una panorámica majestuosa, donde predominan los infinitos tonos de azul turquesa y la inmejorable vista sobre la isla vecina y sus pueblos de Famara, Soo, Tiagua... Darse un baño en esta playa es algo mágico. Es como bañarse en una piscina natural, en la que apenas hacen falta gafas de buceo para ver el fondo marino. El calor suele apretar bastante en esta cala, por la falta de corriente de aire. Hidratate bien, ponte mucha crema y no tendrás problema. (Instinto de madre, ¡lo siento!)

Toma nota

Te recomiendo que a marea baja y bajo buena condición climatológica, te adentres caminando (calzado apropiado recomendado) por la falda de la montaña, bordeando el mar, llegues hasta una explanada de roca amarilla/rojiza, y te des un chapuzón por esa zona más "salvaje". Y si te atreves, que sepas que puedes seguir la ruta caminando y seguir descubriendo la isla, subiendo por una cuesta de arena y piedras que encontrarás tras la explanada a la que has llegado, y alcanzando la zona oeste de la isla, seguir caminando por los senderos que encuentres a tu paso. Descubrirás siguiendo esa ruta, unas piscinas naturales a las que poca gente va, por su dificil accesibilidad (no muy recomendado para ir con niños si no se está familiarizado con las rocas). Y al fondo, empezarás a ver el islote de montaña clara y la hermosa playa de las conchas. La isla es parque natural, asi que no intentes llevarte ni una mísera piedra volcánica, por el bien de la isla.

CÓMO LLEGAR