• Nessi Benarroch

¿Crees que no puedes hacer vídeos?




¿Cuántas veces te habrás oído decir: "no soy una persona creativa"? Crecemos con la idea de que la creatividad es algo que se te regala mágicamente al nacer y que difícilmente puedes adquirir cuando te vas haciendo mayor. Nada más lejos de la realidad. Puedes tener más o menos facilidades que otras personas, pero ¿conoces a algún niño incapaz de jugar, a su manera? Un niño, antes de recibir influencia externa, es capaz de crear mundos imaginarios y escenarios llenos de vida y fantasía ¿y qué es la fantasía si no creatividad en su más puro estado?




Es la vida, la que poco a poco, se encarga de ir grabándonos lentamente esa idea de que la creatividad sólo es para unos cuantos. Y sin quererlo, descubres que un día, has dejado de intentar ser creativa. Has dejado de explorar esa posibilidad, repleta de maravillas. Hasta que tienes niños. Entonces, gracias a ellos, te sacudes las ideas preconcebidas, y es cuando te tiras al suelo a jugar con ellos a algún juego imaginario, que te das cuenta que todo no está perdido. Recuperas un poco ese niño que dormía en tí y vuelves a experimentarla. Y como todo en la vida, es cuestión de práctica. Mucho práctica sin duda. Pero puedes tener cada vez más creatividad si te lo propones. Cuanto más la uses, más se desarrollará. Todo este rollo, para decirte que, no necesitas sentirte la persona más creativa del mundo para empezar un hobbie nuevo. No necesitas habilidades especiales, más que las ganas y la curiosidad, tal cual niño, de querer explorar nuevos horizontes. TU TAMBIÉN PUEDES HACER PRECIOSOS VÍDEOS DE TU FAMILIA.

Créeme, yo al empezar, no hacía los vídeos que hago hoy. Ni con el móvil, ni con mi cámara. Si vuelvo a ver alguno mío de los primeros, y los miro con ojo crítico, me pueden dar nauseas. Como te dije antes, todo es cuestión de muchas ganas y mucha práctica. Y esa mejora, sólo se consigue "andando". Y combatiendo a la pereza, que será tu mayor enemiga. COSAS QUE ME HAN AYUDADO Y PUEDEN AYUDARTE A TÍ TAMBIÉN: 1. El por qué. Enfócate en el por qué quieres hacer estos vídeo. Ten muy presente por qué quieres capturar vuestros momentos familiares de esta manera e incluso, escríbelo en un cuaderno (o diario si usas uno). 2. La calidad es lo de menos. A tus hijos, la calidad no les importa. Tener esos vídeos será el más valioso regalo que puedas hacerles. Ni que la imagen no esté estable, ni que el vídeo no se haya grabado en 4k ni que en algunos clips no se oiga bien el audio. Nada de eso, les importará. Ellos, os quieren a vosotros. Y vosotros a ellos. Capturar eso, es lo único que importa. 3. La historia por encima de todo. Dentro de cinco, diez, quince años, ¿será o no será increíble tener todas esas historias recopiladas? Lo que ahora estáis viviendo, todas vuestras pequeñas y grandes historias, vuestros momentos cotidianos; eso es lo que importa. Tener eso en vídeo, editado con todo el amor de una madre/un padre, sin que te obsesiones a día de hoy tanto por el cómo lo harás de bien. Simplemente empieza y con el tiempo, cada vez los harás mejor. 4. Cuantos más, mejor. Como en todo, cuantos más hagas, mejor. Para tu habilidad, para tus hijos, para vosotros... para todos. Con el tiempo, no sólo dispondrás de una biblioteca de recuerdos, que no puedo expresar con palabras lo mucho, muchísimo que valdrá, oro sin duda; sino que además, habrás practicado tanto que ahora los harás con los ojos casi cerrados, se habrá convertido en un hábito y tus hijos empezarán a sentir curiosidad por cómo los haces y se unirán a tí. 5. Cada día, intenta grabar algo e implementar algo nuevo que hayas aprendido. Si aún no lo sabes, tengo un regalo para tí. Un curso de vídeo con móvil gratuito. En él te enseño lo básico y necesario para adentrarte en este mundo tan adictivo.




Y disfruta de todo el proceso, porque eso es lo que te hará seguir adelante. Un fuerte abrazo, Nessi.




Entradas Recientes

Ver todo

¿Hablamos?

(+34) 648 608 530

Avd/ Juan Sebastian Elcano, 12.